Abriendo fronteras desde el corazón.

 

"Un corazón inquieto"... esta frase adquiere vida en la persona de Ignacia Cañizales de Bravo una venezolana residente en Estados Unidos, quien inició su formación en la comunidad catolica carismática ; corazon inquieto, en Caracas ,Venezuela y luego sus promesas como hermana fraterna en marzo del 2016 en New Jersey, Provincia de San Nicolás de Tolentino de Union City.
Las circunstancias la llevaron a vivir a Orlando, Florida en el 2016 una ciudad donde no tienen presencia los Agustinos Recoletos.

Ignacia llevaba en su corazón la semilla de un carisma que fue haciendo vida, desde sus inicios y con tenacidad convocando en su comunidad un cenáculo de carácter mariano bajo la advocación de la Virgen de Fátima . Seguramente con ese corazón inquieto y la protección de María ella siempre soñaba con abrir una Fraternidad Seglar que le permitiera compartir con muchos todo lo maravilloso que había recibido en su formación; Ignacia, insistente, siguió en contacto con los frailes Agustinos Recoletos, quienes la han apoyado y animado para alcanzar su sueño.
Hoy es una realidad y está a las puertas de iniciar un camino agustiniano.


 

El grupo se llamará “Peregrinos” y estarán iniciando los Talleres de Oración Agustinianos en la iglesia Holy Redeemer de Kisimee Florida.
Un gran ejemplo el que Ignacia nos da con una alegría desbordante, una amante de San Agustín, una mujer que tiene claro que lo bien recibido es para dar y compartir sin importar las fronteras. Su labor evangelizadora es testimonio para todos los que la rodean .
¡Ánimo Ignacia! desde el CEAR, estamos contigo para ser creadores de comunión 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Artículos Destacados

SAN AGUSTIN Y LOS JOVENES

1/5
Please reload

Please reload

Please reload

© 2019 para Red CEAR.

Desarrollado por Panoramix.

  • Facebook Social Icon
  • Instagram Social Icon
  • Twitter Social Icon